Archive for the ‘La Corporación’ Category

"Globalización" y "Corporatocracia": nuevo nombre y nueva ingeniería para un viejo sueño imperialista

agosto 20, 2010
Hay un Nuvo Orden Económico llamado “Globalización” que representa uno de los movimientos populares más grande desde la pasada década del ´60.

La Industria de la propaganda intenta -¡y consigue!- persuadirnos de que la “globalización” es una oportunidad sin precedentes para conseguir la unión de todos los pueblos y todas las razas en un mismo proyecto humano común y compartido, que promete liberar al mundo de la pobreza, la injusticia y garantiza la justa distribución de los recursos y las riquezas entre los habitantes de la “aldea global”. Esta es la visión/versión oficial/publicitaria sobre la globalización.

Pero lo que estamos viendo en realidad, en la realidad, es precisamente los procesos opuestos: esto es, que los pobres son cada vez más y cada vez más desesperantemente pobres, mientras que los ricos, se vuelven cada vez más ricos, obscenamente ricos.

Nunca antes en la historia de la humanidad, la franja entre los ricos y los pobres había sido tan vasta ni la desigualdad entre los seres humanos tan profunda.

Uno de los efectos que deja la llamada “globalización” – en términos cuantificables-, es que un relativamente pequeñísimo grupo de individuos poderosos son más ricos que la población completa de todo África. Sólo 200 grandes corporaciones dominan un cuarto de la actividad económica mundial. General Motors es hoy en día más grande que Dinamarca, por ejemplo, y Ford es más grande que Sudáfrica.

En todas las vidrieras del mundo, las marcas más famosas y prestigiosas producen prácticamente todo lo que se consume: y todo se manufactura en países pobres utilizando mano de obra barata, cuyas condiciones laborales toman en muchos casos la forma de lo que se conocía en otros tiempos como esclavitud.

Nike le pagaba a una sola persona – el famoso golfista Tigger Woods- más dinero por promocionar la marca que lo que le pagaba a toda la fuerza de trabajo que manufactura los productos Nike en Indonesia.

¿Es esta la aldea global que nos dijeron traería un auspicioso futuro para la humanidad? ¿O es simplemente el mismo viejo proyecto imperialista que solía correr por cuenta del “Derecho Divino” de los Reyes, los sueños trasnochados de Dictadores fascistas, y que hoy es llevado adelante por el “Derecho Divino” de las grandes Corporaciones Trasnacionales, las instituciones financieras y los gobiernos que los apoyan?

Creemos que las mismas elites de poder que desde siglos ha se adelantan en pasos sigilosos pero certeros hacia la concentración cada vez más escandalosa de los recursos y la centralización del poder, operan enmascarados tras las fachadas de las grandes corporaciones trasnacionales para imponer un nuevo orden mundial para la política y la economía del planeta.

Tras las actividades de las corporaciones trasnacionales se ocultan los verdaderos sueños imperialistas de las antiguas clases dominantes europeas.

Esta nueva forma de dictadura fascista global y encubierta es lo que se denomina “Corporatocracia”.

Psicólogos, comunicadores sociales, artistas, profesionales y todos aquellos que diariamente contribuimos y ofrecemos nuestro consentimiento, volvamos a preguntarnos, ¿qué es la globalización?
Seguí investigando a cerca de esta forma invisible y omnipresente de estado global fascista, y comenzá a formar tus propias opiniones.


——————-
Fuente: Proyecto Squatters – ¡Saltá la valla!
Anuncios

Squatters subtituló el video animado "Sicario Económico" – La dictadura encubierta de las corporaciones trasnacionales

agosto 15, 2010
En el video que incrustamos más abajo, John Perkins cuenta su historia como “sicario económico” contratado por las compañías trasnacionales para corromper a funcionarios de países del tercer mundo y fortalecer el dominio de las grandes corporaciones.
Perkins relata “desde adentro” los mecanismos del poder para construir un imperio “invisible”.

Debido a que este video animado saca a la luz información relevante, de manera clara, consisa y didáctica, en Squatters nos tomamos la libertad de subtitularlo al castellano para poder continuar difundiendo información acerca de la forma en que opera lo que Perkins llamó la “Corporatocracia” – una forma de gobierno global fascista y encubierto ejecutado a través de una red de corporaciones que determina con sus decisiones la vida política y económica de nuestro mundo.

(Mirá el video en el Canal de Proyecto Squatters)

(Mirá el video en el Canal de Proyecto Squatters)

Pero, ¿de qué se trata la “Corporatocracia”?

Las elites globalistas de poder y sus empresas trasnacionales han logrado avasallar las soberanías nacionales, corromperlas e imponer un sistema global legalizado que ya sólo existe para facilitar sus operaciones. Desde esta posición de dominio absoluto, las corporaciones se han lanzado al proyecto no sólo de controlar el poder y el dinero, sino las mentes de las poblaciones.

Durante el ascenso al poder absoluto de las corporaciones se ha vaciado a los gobiernos. Las elecciones se han convertido en un elaborado “reality show” que se exhibe en las pantallas de televisión – también controladas por las corporaciones- para entretenimiento de la audiencia.

Los centinelas de las corporaciones, los miembros de los lobbies, deambulan por los vestíbulos del gobierno haciendo respetar la disciplina de sus patrones. Ahora, gran parte de las decisiones de nuestros gobernantes se basan en transferir recursos y riqueza del Estado a los amos de las corporaciones privadas.

Las corporaciones y banqueros se han hecho cargo del sistema de salud de la mayoría de los países, de la industria química y farmacéutica, y al imponer a la salud la lógica mercantil del beneficio económico, la transformaron en la industria de la muerte.

Las corporaciones han comenzado a formar su propio ejército, controlando el creciente sector de la seguridad privada, previendo, quizás, el momento en que la población intente liberarse de la opresión de la Corporatocracia.

Pero, para que todas estos abusos e injusticias perpetradas en contra de la población sean posible es necesario, ante todo, poseer el control de la máquina de propaganda, para distraer la atención del público sobre asuntos irrelevantes y condicionar mentalmente a la población para aceptar las condiciones de vida opresivas de un proyecto político antidemocrático y antipopular.

Por eso, no nos sorprende comprobar que los Medios Masivos y la Industria del Entretenimiento, están en manos de un puñado de corporaciones oligopólicas, que preparan a la juventud para ser consumidores sumisos y obedientes, para aceptar con una mueca idiota la esclavitud y la muerte.


Para seguir investigando:
La Agenda del Grupo Bilderberg

Entrevista a John Perkins, ex-sicario económico

—————

Fuente: Proyecto Squatters – ¡Saltá la valla!

¡Milka y Oreo ya estaban juntos!

julio 11, 2009
Decir que Milka y Oreo se juntaron no es más que un artilugio publicitario y, en el marco de un capitalismo monopólico cada vez más salvaje que genera y consolida día a día la desigualdad social más terrible, es una broma de mal gusto – como a las que nos tienen acostumbrados nuestros amigos publicistas. Milka y Oreo en realidad ya estaban juntas desde hace tiempo, pues son dos marcas de un mismo monopolio trasnacional llamado Kraft Foods.

Entre las numerosas marcas que la compañía tiene en cartera contamos a Milka, Oreo, Terrabusi, Nabisco, Suchard, Mayco, Toblerone, Pepitos!, Shot, Capri, Canale, Express, Chips Ahoy, Club Social, Philadelphia, Ritz, y otras muchas marcas más que son líderes en en el mercado europeo, asiático y africano, como Fontaneda, Filipinos, Artiach, Chiquilín y Triunfo, así como Royal, líder en la categoría de postres instantáneos. Kraft también disputa las primeras posiciones en las categorías de queso crema, queso procesado y bebidas refrescantes en polvo, como Tang y Clight. Es decir que cuando entramos a un kiosco, probablmente la mayor parte de lo productos que veamos, sean elaborados por Kraft.

Pero el furor monopolizador de los grandes capitales no termina allí. Kraft Foods, a su vez, está en manos de la megacorporación norteamericana Philip Morris Cos., que produce también Marlboro, Virginia Slim, Parliament, L&M, Chesterfield, Benson & Hedges, entre otras tantas marcas de cigarrillos. Desde 2003 a 2005 las ventas totales de Philip Morris aumentaron desde 40.000 a 70.000 millones de cigarrillos gracias al mercado de Europa del este y el asiático. En 2005 sólo la marca Marlboro tuvo unos beneficios en Estados Unidos de 4.600 millones de dólares. La industria tabaquera ha invertido sus enormes beneficios en la industria alimentaria. Philip Morris, recordemos, es la propietaria de la mega empresa de alimentación Kraft Foods.

Y para coronar la pirámide monopolista, un último eslabón: Philip Morris no es la cabeza de la bestia, sino que esta compañía a su vez es propiedad de Altria Group, Inc., uno de los grupos económicos más poderosos del mundo, primero en el top 5 de multinacionales a boicotear por financiar las invasiones imperialistas norteamericanas, las campañas electorales de Bush y apoyar económicamente al Estado terrorista de Israel. Este gigantezco monopolio es otra muestra del poderío económico que alcanzan las corporaciones multinacionales, que logran torcer cada vez más legislaciones nacionales e internacionales a su favor, y así condicionar diariamente la vida de todos, creando guerras reales y de mercado, entretejidas en gobiernos y medios de comunicación, desplazando un enorme poder de propaganda y apropiándose de los mercados, desde la producción hasta la compra directa del consumidor.

Cada vez hay menos empresas, más grandes y con mayor porcentaje de mercado. En la sombra, pero con enorme poder, crece la dominación de mercado a través de truculentos oligopolios. El “capitalismo de libre-mercado” es una ficción ya difícil de tragar.

El creceinte poder económico y político de estos monopolios agudiza día a día las desigualdades sociales. Jamás tuvimos sociedades tan desiguales en lo económico y tan igualitarias en las formas de pensar. Esto es debido a la (in)cultua instigada por los medios de comunicación y la publicidad, que son las grandes industrias productoras de audiencias y consumidores. Como dice una canción de Leonard Cohen: “(…) para ello los ricos tienen canales de televisión en los dormitorios de los pobres”. Y con su mando a distancia pueden acceder a más de 50 canales, que son de un mismo propietario. Así que nos encontramos con una minoría de globalizadores super ricos frente a millones de globalizados pobres y espectadores de la realidad, porque lo participativo molesta y está muy desprestigiado. Utópicos, antisistema, paleomarxistas, trasnochados… son algunos epítetos aplicados a quienes se atreven a salir a la calle y participar en programas de transformación. Decía Helder Cámara que “si doy una limosna a un pobre me llaman santo, pero si pregunto porqué los pobre no tienen qué comer, me llaman comunista”. Este es un imperativo vital: debemos comenzar a preguntar… Debemos comenzar a hacernos oir.

  • Trabajadores de Terrabusi-Kraft contra los despidos

Kraft Foods es la segunda mayor empresa de alimentación y bebidas del mundo; actualmente tiene operaciones en más de 150 países del mundo y plantas industriales en 66, incluida Argentina.

La empresa luego de no renovar los contratos de 80 trabajadores de agencias a fines del 2008, durante enero de este año impulsó en nuestro país un plan de “arreglos” voluntarios, amedrentando y amenazando a los trabajadores que se negaran a arreglar, justificando su actividad por la caída de las ventas.

Al mismo tiempo menciona su objetivo de cientos de despidos, cierres de secciones y turnos de trabajo. La empresa Kraft en el año 2008 facturó cientos de millones de pesos, con salarios muy bajos, que no cubrieron ni la mitad de la canasta básica familiar. Y con ritmos de super-explotación que le permitió expandirse, capitalizarse y obtener grandes ganancias, como la misma empresa hizo público el año pasado, felicitando a los trabajadores por esos objetivos logrados.

Ahora, Kraft, ante el inicio de esta tremenda crisis económica que estalló, busca descargarla sobre las espaldas de los trabajadores.

Así que de nuevo la crisis se ceba en los de siempre. No se conoce un sólo caso de diputados, alcaldes, cargos políticos de los grandes partidos, banqueros, empresarios de medianas y grandes empresas, ejecutivos… que hayan tenido que dejar de pagar el teléfono, el agua, el gas, la electricidad. Tampoco han tenido que renunciar al tipo de vida, comida, ocio, vacaciones, cuidados bucodentales, que mantenían hace un año. No han tenido que sacar o cambiar a sus hijos del colegio. No han tenido que vender sus coches, relojes u objetos de valor. Tampoco han tenido que acudir a Cáritas o a comedores sociales… Y si fuera cierto que todos vamos en el mismo barco, cuando este se hunde, las desigualdades sociales adquieren tientes dramáticos.

¿Quiénes han sido los responsables de tanta desigualdad, del desempleo, la crisis y todos sus impactos? Ahí encontramos a los neocon, a los neoliberales, a los empresarios, a los ejecutivos y banqueros, entre otros. Impregnaron toda la vida política y social. Nos dijeron que la democracia basada en el mercado libre genera progreso y no genera desigualdad. Eso puede ser cierto, pero el pequeño secreto es que no vivimos ni en democracia ni en una economía de libre mercado. Confundieron “su” progreso económico con el del pueblo y las desigualdades se acentuaron. El movimiento libre de capitales crea lo que algunos llaman un “parlamento virtual” que nadie lo ha elegido, de inversores y prestamistas que controlan de cerca a los Gobiernos. La aristocracia de banqueros y ejecutivos de multinacionales, los amos del universo, siguen diciendo que el Estado no es la solución, es el problema. Para salvar a los delincuentes de Wall Street, los gobiernos acuden a su rescate y crean un socialismo para los ricos y un capitalismo salvaje para los pobres.

  • “La crisis arrastrará a millones a una pobreza y desigualdad más profunda que derivara en la muerte de millones de niños.” (Informe UNESCO/2009)
El problema no son tanto las corporaciones trasnacionales que violan sin piedad a los países, sus recursos naturales y sus gentes… La tragedia es que ellas hacen lo que hacen porque los ciudadanos del mundo se lo permiten hacer. Porque ellos no tienen suficientes armas para obligarnos a aceptar sus políticas… Lo único que necesitan tener son buenos medios de comunicación, políticos obsecuentes y mentirosos.

Es imperioso levantarnos y tomar la palabra. Este es el momento para comenzar a hacernos oir.

———————————————————————————-
La construcción de una mirada crítica nos hace inmunes frente a la violencia simbólica que ejerce el poder. Hemos abierto los ojos; ya no pueden manipularnos. Basta de propaganda hipnótico-consumista: Este es el verdadero antídoto contra el veneno publicitario – Proyecto Squatters.
———————————————————————————
Realizado por: Julián Pellegrini (Proyecto Squatters)

Los dueños del planeta

mayo 25, 2009

La petrolera BP es la segunda empresa más grande del mundo, seguida por Exxon Mobil, Shell, General Motors, Daimler Chrysler, Toyota Motor, Ford Motor, General Electric, Total, Chevron, en orden de magnitud de sus entradas hasta el 2005. Cada una de ellas son economías mayores que Portugal, Israel, Irlanda o Nueva Zelanda.

La empresa más grande del mundo sigue siendo Wal-Mart, cuyo volumen de ventas es mayor que el producto bruto interno de Noruega, Arabia Saudita y Austria. Wal-Mart es la vigésima economía de planeta.

Entre las 100 economías mayores del globo, hay otros supermercados como Carrefour, Home Depot, Metro y Royal Ahold, procesadoras de alimentos, como Nestlé y el Grupo Altria (propietaria de Kraft Foods y Phillip Morris), junto a grupos financieros como Citigroup, ING y HSBC, y empresas de informática y telecomunicaciones como IBM, Siemens, Hitachi, Hewlet Packard, Samsung y Sony.

Al 2004, las 200 multinacionales más grandes del planeta concentraban 29 % de la actividad económica mundial. Muchos analistas pensaban que la ola de fusiones corporativas que comenzó en los noventas estaba bajando, pero el valor de las fusiones y compras entre empresas alcanzó 1.95 billones de dólares en 2004, 40 % más que en 2003. Cada vez menos empresas, más grandes y con mayor porcentaje de mercado. En la sombra, pero con enorme poder, crece la dominación de mercado a través de oligopolios de propiedad intelectual, cuyo vencimiento se manipula con mínimas modificaciones para extender la vida de las patentes y asociado a éste, el fortalecimiento de cárteles globales de tecnologías. Con tal poderío y cada vez más legislaciones nacionales e internacionales a su favor, las multinacionales condicionan diariamente la vida de todos, creando guerras reales y de mercado, entretejidas en gobiernos y medios de comunicación, desplazando un enorme poder de propaganda y apropiándose de los mercados, desde la producción hasta la compra directa del consumidor.

Según el informe del Grupo ETC, Oligopoly Inc 2005 (www.etcgroup.org), que monitorea las actividades de las corporaciones globales, fundamentalmente en agricultura, alimentación y farmacéutica, desde el informe anterior, publicado en 2003, las 10 mayores industrias de semillas saltaron de controlar un tercio del comercio global, a la mitad de todo el sector. Con la compra de la empresa mexicana Seminis, Monsanto pasó a ser la mayor empresa global de venta de semillas (no sólo transgénicas, de las que controla 90 por ciento, sino de todas las semillas vendidas comercialmente en el globo), seguida por Dupont, Syngenta, Groupe Limagrain, KWS Ag, Land O’Lakes, Sakata, Bayer Crop Sciences, Taikii, DLF Trifolium y Delta and Pine Land. En agrotóxicos, las 10 principales, perciben 84 % de las ventas globales. Son: Bayer, Syngenta, BASF, Dow, Monsanto, Dupont, Koor, Sumitomo, Nufarm y Arista. Con tal nivel de concentración, los analistas prevén que únicamente sobrevivirán tres: Bayer, Syngenta y BASF.
Varias de las mismas empresas están entre las 10 mayores farmacéuticas y de productos veterinarios. Las 10 farmacéuticas más grandes controlan 59 % del mercado: Pfizer, Glaxo SmithKline, Sanofi-Aventis, Jonson y Jonson, Merck, AstraZeneca, Hoffman-La Roche, Novartis, Bristol Meyers Squibb y Wyeth. Las diez mayores en productos veterinarios tienen 55 % del mercado.

Las 10 mayores empresas biotecnológicas (dedicadas a subproductos para la farmacéutica y la agricultura) son apenas 3 % de la totalidad de ese tipo de empresas, pero controlan 73 %de las ventas. Las principales son Amgen, Monsanto y Genentech.

En procesado de alimentos y bebidas, Nestlé mantiene su poderío duplicando o triplicando el volumen de ventas de sus competidores más cercanos: Archer Daniel Midlands, Altria, PepsiCo, Unilever, Tyson Foods, Cargill, Coca-Cola, Mars y Danone. Juntas controlan 24 % del mercado global y perciben 36 % de las ganancias de las 100 mayores.

Todas las anteriores finalmente dependen de las ventas al consumidor. Ahí están los tiranosaurios del mercado global, condicionando desde quién y dónde produce, hasta lo que llega al consumidor, con qué calidad y precio, pasando por los procesadores y distribuidores. Encabeza la lista Wal-Mart, cuyas ventas son casi iguales a la suma de las de los cuatro competidores más cercanos: Carrefour, Metro, Ahold y Tesco.

Cuando el New York Times comenzó a hablar de la “walmartización” se refería a cómo Wal-Mart había presionado la baja de salarios y la seguridad social de los trabajadores en sus tiendas en Estados Unidos. Situación que se repite por todo el mundo donde se instala, además de liquidar a las tiendas locales pequeñas, efecto que tienen todos estos grandes supermercados.

El 8 de febrero de 2004, Peter Goodman y Philip Pan escribían en el Washington Post: “Mientras el capital registra el globo en busca de trabajadores más baratos y maleables, y mientras los países pobres recurren a las multinacionales para que les provean empleos y abran mercados de exportación, Wal-Mart y China se han constituido en la empresa conjunta de capital de riesgo más extrema, su simbiosis influye las condiciones de trabajo y consumo por todo el mundo“.

Actualmente, debido a condiciones laborales y precios tan baratos que las maquilas miserables de Bangladesh no consiguen superar, 80 % de las 6 mil fábricas que proveen a Wal-Mart están en China. Frente a la enormidad corporativa, el fortalecimiento de las estructuras comunitarias y solidarias no es una opción ideológica: es un principio de sobrevivencia.


**********


Para seguir aprendiendo sobre este tema, te recomendamos ver los siguientes documentales:


**********

Fuente: Silvia Ribeiro. En www.redrentabasica.org (Silvia Ribeiro es una investigadora mexicana del Grupo ETC)

Gripe Porcina: otra cortina de humo. Es tiempo de abrir los ojos al Nuevo Orden Mundial

mayo 19, 2009
Para empezar el artículo, voy a transcribir una carta (anónima) que encontré en Internet y que, a mi parecer, agrega información interesante – no difundida en la “tele”, por supuesto- para contribuir a un análisis crítico sobre esta nueva “pandemia” que tan bien fue publicitada en los medios masivos de comunicación.

Esta nueva “catástrofe global” puede ser leída como una nueva manifestación de la “Doctrina del Shock”, una estrategia implementada sistemáticamente por el poder para generar estupor, parálisis en las poblaciones, distraer su atención y hacerlas dóciles.

Por último, trataré de identificar a la elite de poder que pergenia las políticas (y los “eventos”) globales para el mundo: el complejo entramado de poder en la cúpula de las corporaciones trasnacionales, la Banca anglo-norteamericana y los “corruptos absolutos”.

Comencemos. La carta dice así:
Es realmente deprimente ver como la gente se ha dejado sorprender en los últimos días por parte de la TV y la radio a causa de la “Influenza Porcina”. El jueves por la noche, el señor Calderón dio un mensaje a la nación diciendo que se había dado un brote de “Influenza Porcina”, que es un virus “nuevo e incurable”, y que ya había causado varios muertos. De inmediato dijeron: “No salgan a la calle, no vayan a la escuela, al cine, a los antros, etc.”. Pero jamás dijeron: “No tengan miedo”. Claro, si es lo único que buscan.

Leyendo un poco y, por supuesto, no escuchando toda la bola de sandeces que dicen en la televisión, encontré por ejemplo que el virus es el mismo (mutado) que apareció hace unos años y fue conocido como la “Gripe Asiática”, que se trató de una cortina de humo para ocultar la grave situación económica que se vivía en Asia en esos momentos. La situación en México es similar: el mismo jueves por la noche, el Senado de la República, estaba aprobando la iniciativa de ley para legalizar las drogas, con lo que se permite la portación de dosis mínimas de marihuana, cocaína, opio, cristal y otras drogas. Perdonen mi falta de atención, pero no he visto en ningún noticiero que hayan hablado de esto, y la ley será puesta en aprobación por la cámara de diputados el día de mañana (martes 28).

¿Nada grave, verdad? Pues otra de las leyes que se aprobaron el jueves 23, es la “Ley de la Policía Federal” con la cual se aprueba, entre otras cosas, lo siguiente:

– La utilización de agentes policiales sin uniforme en los casos en que lo amerite alguna investigación. (¡Bravo! Policías encubiertos, “civiles” armados: más robos y secuestros impunes);
– La intervención de las llamadas telefónicas. (Adiós privacidad)
– La policía federal ahora podrá intervenir e incluso retener los correos electrónicos, si así lo requiere.
– Se les otorga toda la facilidad para solicitar a las empresas privadas información personal de sus clientes para los fines de su investigación.
– La corporación realizará acciones de vigilancia, identificación, monitoreo y rastreo en la Red Publica de Internet sobre sitios web, con el fin de prevenir conductas delictivas. (O mejor dicho para prevenir golpes de estado, marchas, movimientos civiles, etc. No olvidemos que el centenario de la Revolución está a la vuelta de la esquina)
* Recordemos que, ésta, es una Ley que se asemeja sospechosamente a la que se aprobó en Estados Unidos, llamada cínicamente “Acto Patriótico”, mientras la población sufría un verdadero shock emocional, luego del auto-atentado perpetrado por la C.I.A. y agentes internos del gobierno norteamericano, el 11 de septiembre en Nueva York.*

Por otra parte, el mismo 18 de abril, el Fondo Monetario Internacional aprobó un crédito de 47.000 millones de dólares que solicitó el gobierno de México para afrontar la crisis. Sí, U$47.000.000.000, o bien $658.000.000.000 de pesos mexicanos, en un plazo de un año. Esto significa que si había deuda externa, ahora la hay y en grande. Pero como siempre, el que paga es el pueblo. Regresando al tema, los noticieros solamente dieron la noticia, no hablaron del riesgo que significa un préstamo de tal magnitud ni cómo afecta a la población.

Y la última razón para haber creado tal psicosis por una enfermedad curable es ésta: El presidente norteamericano, Barak Obama, hizo una visita a México el 16 de abril, ¿de qué se habló? Algunos dicen que de seguridad nacional… Lo cierto es que Obama venía a cerrar un trato (El Comando Norte) con el que se acepta que militares estadounidenses entren a México y poco a poco se apoderen del territorio, de los pozos petroleros y de las reservas de los mantos acuíferos.

Todo esto bien pudo haber sido el causante de algunas marchas, cierres de carreteras, movilizaciones civiles, e incluso levantamientos armados por parte del Narco, pero todo fue aplacado por la curiosamente oportuna Influenza Porcina. Tan oportuna que hizo que las dependencias de gobierno (los sindicatos) no laboraran, la gente no saliera a las calles y – por lógica- no comentara nada. Lo único que podíamos hacer, era quedarnos en casa sin otra opción que prender la televisión y cada 15 minutos ver algún spot para prevenir la influenza, y cada 2 o 3 horas algún noticiero hablando todo el tiempo de lo mismo.

Ahora bien, ¿es una Epidemia o terrorismo de Estado?

Pues no es ninguna novedad, amigos. Ha pasado muchas veces… Así es como funciona la “Doctrina del Shock”. Somos testigos (¡y espectadores pasmados!), en forma cada vez más frecuente y escandalosa, de experiencias de tinte catastrófico, reproducidas y amplificadas hasta el infinito por la propaganda mediática, calculadas para crear en la población un estado de constante alarma, un estado de angustia y de desasosiego; sensación de desvalidez que nos deja inermes frente a la realidad, impotentes para obrar sobre ella, desencantados con el mundo. Esto, sabido está, nos conduce a bajar la guardia y entregarnos a una forma desesperada de dependencia. Nos gobierna la voz de un duendecillo que repite resignado “no podemos hacer nada”, y entonces, poco nos importa delegar nuestro poder a una banda de bandidos y genocidas sin escrúpulos que nos roban, sobre todo, la ilusión y la esperanza. (“No podés hacer nada… más que consumir”, nos aseguran entre sonrisas los fantoches publicitarios).

La Doctrina del Shock

A su vez, la aplicación de estas políticas del shock, las catástrofes, las crisis, las grandes estafas, debacles financieras, etc., tienden a crear un sentimiento de rechazo e incredulidad hacia las autoridades. No podemos confiar en nuestros “representantes” y lo que es más grave, ahora comenzaremos a desconfiar de quienes se supone deben velar por nuestra salud. Sí, desconfiamos de las vacunas y de los remedios que nos venden, denunciamos sus negocios genocidas, denunciamos su inmoralidad y falta de escrúpulos para lucrar con la salud y la vida de las poblaciones. ¡Aquí está la verdadera Pandemia!

La gripe porcina y aviar son fabricadas en laboratorios
Si queremos erradicar el verdadero cáncer que azota al planeta, debemos participar en la resistencia contra las corporaciones trasnacionales, esta banda de “corruptos absolutos”, la banca anglo-norteamericana (agrupada detrás del FED), los tentáculos trasnacionales de Wall Steet, y la cúpula de poder que está detrás de estas corporaciones. ¿Cómo? Exponiéndolos, primero. Sacando a la luz sus secretas maquinaciones para el mundo.

“Tenemos, en este país, una de las instituciones más corruptas que el mundo haya conocido jamás. Me refiero al Concejo de Reserva Federal y a los Bancos de Reserva Federal (FED) (…)
Aquí se está preparando un sistema bancario mundial… Un super-Estado controlado por los banqueros internacionales, que actúan en conjunto para esclavizar al mundo en pos de su propio placer. El Banco Central ha usurpado el gobierno.”

Louis McFadden, congresista del gobierno de Woodrow Wilson (fue víctima de dos atentados contra su vida. Murió en 1936. El motivo de su muerte nunca fue esclarecido)
Plan Globalista: la creación del FED y la usurpación del poder
Ésta es la verdadera lucha política de los años que vendrán. Una lucha que no se dará entre radicales y peronistas, entre demócratas y liberales, o entre cualquiera de estas dicotomías políticas de cabotaje que están ya obsoletas. La lucha de nuestros días se plantea claramente entre los intereses de las corporaciones privadas y los intereses de los pueblos libres. Las corporaciones monopólicas trasnacionales, la banca anglo-norteamericana, cuya agenda es llevada adelante a escala global por corporaciones privadas como el FED, el Banco Mundial, el F.M.I, la O.N.U., etc. versus las soberanías de las naciones independientes. En verdad, la guerra está desatada. Y ya es tiempo de abrir los ojos.

“El sucio secretito (de la política) es que ambos partidos del Congreso son irrelevantes. La política doméstica de Estados Unidos está siendo dirigida por Alan Greenspan (entonces presidente del FED) y la Reserva Federal (FED). La política exterior de Estados Unidos está siendo dirigida por el Fondo Monetario Internacional (FMI).”

Robert Reich, consejero cercanoy miembro del gabinetedel presidente Bill Clinton
(7 de Enero de 1999, USA Today)
Los partidos políticos se han visto vaciados de contenido y de poder, y sólo representan hoy la plataforma donde se dirimen las mezquindades personales y se tejen las intrigas de los títeres del poder. Debemos estar atentos en todo momento; exponer y rechazar cada medida política tendiente a instalar el llamado Nuevo Orden Mundial para las naciones del planeta. Los medios de comunicación masiva, intentarán disfrazar este Nuevo Orden Mundial presentándolo como la solución a las grandes crisis que hoy vivimos y las crisis venideras (financieras, políticas, económicas, pandemias, etc.). Este Nuevo Orden Mundial se nos ofrecerá por los medios de comunicación masiva como una posibilidad para un nuevo renacer del hombre en la tierra, pero será sólo la perfecta excusa de la elite globalista (la banca anglo-norteamericana, las corporaciones genocidas, con sus líderes sectarios, sus intelectuales, científicos y tecnócratas extremistas) para instalar definitivamente el imperio anglo-norteamericano a escala global, y someter a las poblaciones.

Anuncio del Nuevo Orden Mundial


“Tendremos un Gobierno Mundial, nos guste o no. La única pregunta es si este Gobierno Mundial se conseguirá por conquista o por consenso.”

Paul Warburg, Consejero de Relaciones Exteriores y arquitecto del sistema de Reserva Federal (FED) – 17 de Febrero de 1950

Hay mucho, muchísimo, para decir e investigar respecto de estos movimientos del poder que son tergiversados, o directamente ignorados, por los medios masivos de comunicación, y por lo tanto ocultados a la opinión pública. Sin embargo, este artículo sólo pretende presentar el tema, y generar un espacio para su reflexión. A continuación, y para concluir, voy a transcribir dos citas textuales de David Rockefeller, miembro de la dinastía de banqueros anglo-norteamericanos que financiaron la creación del FED (que se hizo con el control del gobierno norteamericano en 1913), y fundadores, entre otras corporaciones, de Standard Oil. Fue director del Chase National Bank (conocido en la actualidad como JP Morgan Chase & Co.), banco que mantiene estrechas relaciones con la industria petrolera, a la que financia debido a sus conexiones con las compañías surgidas de Standard Oil, especialmente con Exxon Mobil (relacionada con la familia Bush). David Rockefeller, además, es miembro del grupo Bilderberg, una organización de elitistas que mantiene reuniones secretas, periódicamente, con los personajes más influyentes de la política, el mundo de las finanzas, y los medios masivos de comunicación – entre otros-, en las cuales, se presume, discuten las políticas globales a ser aplicadas año tras año. David Rockefeller, dijo:

“Estamos agradecidos con el Washington Post, la revista New York Times, y otras grandes publicaciones cuyos directores han asistido a nuestras reuniones y respetado sus promesas de discreción por casi 40 años… Hubiera sido imposible para nosotros desarrollar nuestro plan para el mundo si hubiésemos estado sujetos a las luces de las publicaciones durante esos años.
Pero hoy el mundo está más sofisticado y preparado para marchar hacia un gobierno mundial… Una soberanía supranacional de una elite intelectual y los banqueros mundiales, es seguramente preferible a la auto-determinación nacional, practicada en siglos pasados.”
“La actual ventana de oportunidad, durante la cual un orden mundial verdaderamente pacífico e interdependiente pueda ser construido, no estará abierta por mucho tiempo. Estamos en el vértice de una transformación global, todo lo que necesitamos es la más grande y perfecta crisis, y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial.”
———————————————————-

El Nuevo Orden Mundial – Simbología en el billete de 1 dólar

————————————————————————————————

  • Para ampliar la información, aprender más sobre este tema e ir construyendo tus propias opiniones, te recomendamos ver los siguientes documentales:

ZeitGeist

America: de la Libertad al Fascismo

Juego Final: Plan de esclavitud global

El Fraude Obama

Visiblemente Invisible

  • Para ampliar la información sobre la “gripe A”, te recomendamos visitar, entre otros, este blog:

Despierta ya

————————————————————————————-

Escrito y realizado por: Julián Pellegrini – Proyecto Squatters