"Globalización" y "Corporatocracia": nuevo nombre y nueva ingeniería para un viejo sueño imperialista

Hay un Nuvo Orden Económico llamado “Globalización” que representa uno de los movimientos populares más grande desde la pasada década del ´60.

La Industria de la propaganda intenta -¡y consigue!- persuadirnos de que la “globalización” es una oportunidad sin precedentes para conseguir la unión de todos los pueblos y todas las razas en un mismo proyecto humano común y compartido, que promete liberar al mundo de la pobreza, la injusticia y garantiza la justa distribución de los recursos y las riquezas entre los habitantes de la “aldea global”. Esta es la visión/versión oficial/publicitaria sobre la globalización.

Pero lo que estamos viendo en realidad, en la realidad, es precisamente los procesos opuestos: esto es, que los pobres son cada vez más y cada vez más desesperantemente pobres, mientras que los ricos, se vuelven cada vez más ricos, obscenamente ricos.

Nunca antes en la historia de la humanidad, la franja entre los ricos y los pobres había sido tan vasta ni la desigualdad entre los seres humanos tan profunda.

Uno de los efectos que deja la llamada “globalización” – en términos cuantificables-, es que un relativamente pequeñísimo grupo de individuos poderosos son más ricos que la población completa de todo África. Sólo 200 grandes corporaciones dominan un cuarto de la actividad económica mundial. General Motors es hoy en día más grande que Dinamarca, por ejemplo, y Ford es más grande que Sudáfrica.

En todas las vidrieras del mundo, las marcas más famosas y prestigiosas producen prácticamente todo lo que se consume: y todo se manufactura en países pobres utilizando mano de obra barata, cuyas condiciones laborales toman en muchos casos la forma de lo que se conocía en otros tiempos como esclavitud.

Nike le pagaba a una sola persona – el famoso golfista Tigger Woods- más dinero por promocionar la marca que lo que le pagaba a toda la fuerza de trabajo que manufactura los productos Nike en Indonesia.

¿Es esta la aldea global que nos dijeron traería un auspicioso futuro para la humanidad? ¿O es simplemente el mismo viejo proyecto imperialista que solía correr por cuenta del “Derecho Divino” de los Reyes, los sueños trasnochados de Dictadores fascistas, y que hoy es llevado adelante por el “Derecho Divino” de las grandes Corporaciones Trasnacionales, las instituciones financieras y los gobiernos que los apoyan?

Creemos que las mismas elites de poder que desde siglos ha se adelantan en pasos sigilosos pero certeros hacia la concentración cada vez más escandalosa de los recursos y la centralización del poder, operan enmascarados tras las fachadas de las grandes corporaciones trasnacionales para imponer un nuevo orden mundial para la política y la economía del planeta.

Tras las actividades de las corporaciones trasnacionales se ocultan los verdaderos sueños imperialistas de las antiguas clases dominantes europeas.

Esta nueva forma de dictadura fascista global y encubierta es lo que se denomina “Corporatocracia”.

Psicólogos, comunicadores sociales, artistas, profesionales y todos aquellos que diariamente contribuimos y ofrecemos nuestro consentimiento, volvamos a preguntarnos, ¿qué es la globalización?
Seguí investigando a cerca de esta forma invisible y omnipresente de estado global fascista, y comenzá a formar tus propias opiniones.


——————-
Fuente: Proyecto Squatters – ¡Saltá la valla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: