Chemtrails: es tiempo de abrir los ojos.

¿Qué es un chemtrail?

“Chemtrail” es un neologismo compuesto por la unión de dos palabras inglesas: chemical (químico) + trail (rastro, estela). La traducción más ajustada sería la de “rastro químico”.

El término fue creado en Estados Unidos a finales de los ´90 cuando algunas personas detectaron que sus cielos estaban cambiado, que algo raro ocurría en ellos, y comenzaron a denunciar a gritos que ciertos aviones, determinados días, estaban fumigando algo encima de sus cabezas.

También existe otro fenómeno llamado “Contrail”, derivado de las palabras “condensation” y “trail”, que a diferencia de los Chemtrails, son nubes de condensación normales, despedidas desde los motores de los aviones, que sólo pueden formarse a altitudes muy elevadas (usualmente sobre 8 kilómetros de altura) donde el aire es extremadamente frío (-40° C).
Se supone que fue en Estados Unidos donde comenzó a desarrollarse este experimento porque sólo se veían chemtrails en sus cielos. Pero a los pocos años, empezaron a avistarse fenómenos similares en otros países desarrollados de América y Europa; hasta que bien entrada la primer década del 2000, la gran mayoría de los países observaban extrañados cómo aviones no identificados, sin logotipos reconocibles, fumigaban los cielos regularmente, persiguiendo rutas aparentemente caprichosas.

Chemtrails sobre Liverpool
El fenómeno chemtrail se ha constatado en los cielos de casi todo el planeta, excepto en Japón y Rusia, donde, se dice, no se ha visto o documentado. Actualmente, hay una gran comunidad de “skywatchers” (“observadores del cielo”) en todo el mundo, fotografiando, filmando y denunciando operaciones secretas de fumigación clandestina sobre las poblaciones civiles.
Muchos de nosotros hemos visto aviones desparramando estas “nubes químicas” a baja altura sobre nuestras ciudades, sin poder comprender precisamente de qué se trataba. Pero las fumigaciones no se realizan sólo sobre poblaciones, sino que también se hacen sobre territorios despoblados, donde cultivamos nuestros alimentos, contaminando las siembras y el agua que bebemos o con la que después cocinamos.

En estas fotos tomadas en los pirineos, podemos comprobar cómo se entrecortan las estelas, cómo se ensanchan y lo que es más aterrador, cómo se desdoblan, lo cual es indicio de que realmente fumigan algo.

En esta fumigación a muy baja altura sobre Italia, vemos cómo estas estelas – que para la NASA y la “ciencia oficialista” son “estelas de condensación normales”- no salen de los motores. Nuevamente queda demostrado el engaño que desde hace décadas el mundo soporta.

¿Qué sustancias componen los chemtrails?

Una buena parte de las sustancias que componen los chemtrails han sido identificadas: además de sustancias como bario, aluminio, polímeros (que contienen silicio) se ha encontrado un cocktail de fuel del tipo JP8 + 100, mezclado con 1,2 Dibromoetano. Este pesticida químico fue prohibido en 1983 por la Agencia para la Protección del Medioambiente de EEUU (EPA) como un cancerígeno y una toxina química. En la foto puede verse un arco iris formado por dibromoetano.

La refracción o fluorescencia que se observa en la foto en un área de nubes ocurre por la caída de las sustancias de los chemtrails. En la foto abajo nubes brumosas por encima de los árboles muestran partículas mezcladas con etileno dibromida. Si ves algo así, no te acerques, no entres en contacto con la sustancia, ya que el etileno dibromida es altamente tóxico incluso en pequeñas dosis.

También se han encontrado glóbulos blancos y rojos, y células de tipo no identificado en las muestras extraídas de los chemtrails. Esas células parecen estar disecadas o congeladas e introducidas dentro de las fibras microscópicas.

La fuerza aérea de los Estados Unidos admite realizar acciones rutinarias de “dumping” (“vertido”) de fuel de JP8 altamente tóxico, y usar “negro de carbón” para la modificación del clima. De acuerdo con un estudio reciente de la NASA, el “negro de carbón” es un núcleo muy efectivo en torno al cual se puede condensar el vapor, formando una cubierta nubosa inducida artificialmente.

¿Cáles son las consecuencias?

La exposición a estas sustancias puede provocar los siguientes síntomas: problemas en el tracto respiratorio, dolores de cabeza, sinusitis, hinchazón de las glándulas linfáticas, tos, incapacidad respiratoria, fallo respiratorio generalizado, daño al corazón y al hígado.

El EDB produce una severa irritación pulmonar. Al material que se adhiere a edificios y coches, como resultado de las fumigaciones en EEUU, le llaman “viscosidad marrón”, a falta de un nombre mejor. Es casi imposible remover esta sustancia con agua y jabón y se ha demostrado que es altamente tóxica cuando se entra en contacto directo con ella.

¿Qué hay detrás de los Chemtrails?

Hay al menos tres hipótesis sobre los proyectos que podrían estar siendo llevados a cabo en relación con los chemtrails:

1) La primera hipótesis (y la más benévola, por cierto) esgrime que el proyecto Chemtrail, también llamado “Proyecto Escudo”, sería un proyecto consensuado por los gobiernos más poderosos en forma secreta, de espaldas a la ciudadanía, basándose en los estudios de un panel de “expertos” que asegura que las emisiones de CO2 y el efecto invernadero están ocasionando un cambio climático peligroso en la Tierra, y que, de no ponerle freno, el planeta sufriría en pocos años cataclismos que nos llevarían al borde la destrucción como especie. Para no instalar el pánico y perder el control sobre la población, habrían decidido, de forma secreta y desde hace años, poner en marcha este proyecto de carácter preventivo.

Chemtrails en el centro de Madrid 2) La segunda hipótesis vincula los chemtrails con experimentos de guerra biológica relacionados con la propagación de patógenos producidos en laboratorio. El gobierno de EE.UU. ha utilizado a poblaciones, dentro y fuera de su territorio, para experimentar con armas químicas y biológicas.

3) La tercera hipótesis habla de proyectos relacionados con la modificación climática; entre ellos, el más importante, el Proyecto HAARP. Es de público conocimiento que uno de los principales objetivos militares de Estados Unidos, desde la Segunda Guerra Mundial, era llegar a dominar el clima para el año 2050. En un estudio de investigación de las Fuerzas Aéreas de EEUU, “Weather as a Force Multiplier” (“El Clima como un multiplicador de Fuerzas”), que se publicó en Agosto de 1996, siete oficiales militares norteamericanos subrayaron cómo el HAARP y la germinación aérea de nubes desde los aviones cisterna, permitiría a las fuerzas Aeroespaciales de los Estados Unidos “poseer el clima” (“own the weather” – tal como aparece en el informe) para el año 2025. Entre los objetivos deseados estaban el “Aumento de las tormentas”, la “Modificación de tormentas” y las “Sequías inducidas”. Según ese informe, “en los Estados Unidos, la modificación del clima será con toda seguridad una parte de la política de seguridad nacional con aplicaciones domésticas e internacionales”.

Chemtrails en Villa Devoto – Ciudad de Buenos Aires

Puede ser que una de estas tres hipótesis sea cierta; puede ser que cada una de ellas contenga un fragmento de la verdad. Lo cierto es que todo se nos hace mucho más invisible de lo que pensamos. Son asuntos realmente complejos, que entrañan información confidencial, muy difícil de demostrar, por lo que tampoco se ha generado mayor alarma social. Mientras tanto, encontramos reconfortante entretenernos con las banalidades y la frivolidad que se nos vende por televisión cotidianamente, y que nos impiden abrir los ojos a las cosas verdaderamente importantes.

El Proyecto HAARP

El HAARP es un conjunto de aparatos, potentes antenas direccionales y técnicas científicas, diseñados para modificar el clima de la Tierra. Algunos científicos dentro de Estados Unidos se preguntan con preocupación si será el HAARP la causa principal de los desastres naturales y de los extraños cambios atmosféricos sufridos en distintas zonas del planeta durante los últimos años.

* HAARP: instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska. Consiste en 180 antenas que funcionando en conjunto son como una sola y gran antena que emite 1 GW, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia, que penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.*

Pero el Proyecto HAARP (Arpa) no sería sólo un intento por controlar el clima terrestre, sino también un intento por controlar la salud y las poblaciones humanas en ciertos territorios.

Se piensa que los chemtrails, esparcidos en el aire, funcionan como conductores de metales en la atmósfera, para facilitar una buena conducción de las ondas del HAARP hasta lugares remotos (algo así como el cableado de Telefónica), y por eso es necesario hacerlo de manera permanente. El hecho de que afecte nuestra salud, podría ser un efecto colateral, aunque muchos creen que estos experimentos son usados también con fines eugenistas sobre las sociedades, para ayudar a reducir la población mundial y eliminar paulatinamente a los más débiles y marginados.

Canarias: cielo modificado por ondas del HAARP Según parece, estas ondas que emiten las poderosas antenas HAARP perseguirían también otro objetivo insidioso y delictivo: interferir en los procesos cerebrales humanos, influenciar el carácter de los afectados, con el objeto de facilitar el control sobre las poblaciones.

Cielo modificado por ondas del HAARPZbigniew Brzezinski, Consejero de Seguridad Nacional del Presidente Jimmy Carter (1977-1981), cuando era profesor de la Universidad de Columbia, escribió:”Los estrategas políticos están tentados de explotar la investigación sobre el cerebro y la conducta humana. La utilización de impulsos con exacta sincronía puede conducir a un modelo de oscilaciones que concentran niveles relativamente altos de energía sobre ciertas regiones de la Tierra. Así se puede desarrollar un sistema que puede afectar seriamente a la actividad cerebral de grandes poblaciones en regiones seleccionadas y durante un prolongado período”. Ya en 1970, Brzezinski predijo que íbamos hacia una sociedad más controlada y dirigida mediante procedimientos técnicos por una elite de poder, que haría de las elecciones democráticas un mero trámite, para dar una ficticia impresión de libertad: “Impedida por las restricciones de los valores tradicionales liberales, esta elite no dudará en lograr sus fines políticos utilizando las últimas técnicas modernas para influir en el comportamiento público, manteniendo a la sociedad bajo una estrecha vigilancia y control. El momento técnico y científico les proporciona los medios para explotarla”.

Nubes modificadas por ondas del HAARP

Lucha de fuerzas

Existe un movimiento anti-HAARP, que cuenta con físicos de primera línea, que pisa fuerte especialmente en Alaska, donde se ha instalado esta monstruosa antena. Esperamos que este movimiento sirva al menos para hacer reflexionar a algunos científicos implicados en el proyecto HAARP y para alertar a los Estados que pueden sufrir sus efectos perjudiciales, para que se unan en un frente capaz de frenar este peligro. El futuro de la humanidad está realmente en juego. El grave problema en verdad, es que esta tecnología está en manos de multinacionales apátridas, sólo parcialmente sometidas a un control estatal, y manejadas por una elite globalista de poder carente de escrúpulos, que se piensa capaz de controlar al mundo y todo lo que hay en él.

Publicidad y más publicidad: la propaganda del poder.

La elite globalista de poder de la que hablaba Brzezinski y que está detrás del Proyecto HAARP, es la misma que controla y monopoliza las grandes corporaciones financieras y comerciales que dominan el mundo. Sus corporaciones controlan también el aparato publicitario mundial, y dedican cuantiosos recursos económicos, técnicos y humanos para realizar las simpáticas producciones destinadas a conducir nuestras necesidades y nuestros deseos hacia ciertos modelos de vida prediseñados, hacia niveles de consumo que posibilitan y consolidan su hegemonía, y en definitiva, hacia la perpetuación de una sociedad desigual, social y ambientalmente explotadora.


Descubrir los mensajes subliminales que circulan en la publicidad, con los que el poder adoctrina en silencio a las poblaciones (con la irritante obsecuencia creativa de sus ignorantes publicistas rentados) no es algo nuevo para nosotros. El objetivo de los mensajes subliminales parece fácil de determinar: habituar al espectador a observar algo una y otra vez, sin que pueda percibirlo concientemente, hasta que ese estímulo imperceptible parezca algo normal, un plato de todos los días, de modo que termina influyendo sobre su pensamiento y sobre su conducta.

Poco a poco, nos iremos acostumbrando a ver “rastros” como “nubes delgadas” en el cielo, y pensaremos que es una cosa normal, algo de todos los días…

Es tiempo de abrir los ojos.

Si prestás atención, es probable que no tardes mucho en encontrar uno de estos “rastros químicos” en el cielo. Si prestás atención, es probable que no tardes mucho en encontrar chemtrails plasmados de formas estéticas y “creativas” en diferentes publicidades.

A continuación, expondremos sólo algunos ejemplos que fuimos encontrando de estímulos subliminales en la publicidad, que estarían secundando el proyecto chemtrail, y contribuyendo a su invisibilización entre la población.















———————————————————————————-

Si encontrás más publicidades, registrás fotos o videos de chemtrails, mandános el material a proyecto-squatters@hotmail.com, que lo sumaremos al que ya tenemos. Entre todos vamos a exponer el proyecto chemtrail.
———————————————————————————-
Divulgá esta información entre tus conocidos. Todos debemos estar alertas ante este tema, porque si no tratamos de enfrentarlo, nadie lo hará por nosotros. Expongamos los fenómenos chemtrails, acumulemos evidencias y exijamos a nuestros gobiernos una explicación. Nuestra salud, la de nuestros seres queridos y la salud de nuestro planeta están en juego. Es tiempo de abrir los ojos: se está desplegando una guerra letal contra las poblaciones del mundo; un ataque totalitario, de orden político, financiero, mediático-cultural y biológico. Un ataque silencioso, subterráneo, que intenta desarmarnos lentamente, doblegarnos imperceptiblemente. Olvidemos el glamour y la frivolidad, y preparemos nuestras mejores armas. En los días que corren, la paz, la democracia y la libertad son somníferos que circulan de boca en boca por los medios masivos, mientras el poder nos esclaviza y explota. Es tiempo de tomar posiciones y particpar para la resistencia.

****************

Te dejamos links a más videos, imágenes e información para que sigas investigando y aprendiendo:

http://planetaesclavo.wordpress.com/category/biologia/
http://chemtrailsptomontt.wordpress.com/
http://homepage.mac.com/carolepellatt/feb13photo/PhotoAlbum282.html
http://www.proyectopv.org/1-verdad/arpa.htm
http://chemtrailsptomontt.wordpress.com
http://trinityatierra.wordpress.com/2007/12/13/anomalias-una-imagen-vale-mas-que-mil-palabras/
http://chemtrailsptomontt.wordpress.com/2008/10/17/si-aun-no-crees-entonces-mira-estos-mensajes-subliminales/
http://trinityatierra.wordpress.com/acerca-de/

**************

Informe Squatters Nº1: producido por Julián Pellegrini – Proyecto Squatters

Una respuesta to “Chemtrails: es tiempo de abrir los ojos.”

  1. Anonymous Says:

    Somos una raza inteligente por tal motivo con la informacion colectiva tumbaremos esos proyecto esa es nuestra unica arma es decir el conocimiento y sin armas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: