Los Objetivos de Squatters

El objetivo amplio del Proyecto Squatters es construir una propuesta cultural alternativa frente a la incesante provocación y adoctrinamiento ideológico que ejercen las corporaciones (y tras ellas, las elites globalistas) mediante el discurso publicitario.

Una estrategia moderada y sociabilizable de resistencia apuntaría, en primer lugar, a informar a la gente el modo en que la publicidad realmente afecta nuestros estilos de vida, nuestra identidad, nuestro modo de consumo y las nefastas consecuencias sociales y medioambientales que acarrea. Esto es, desnaturalizar la mirada que se tiene comúnmente sobre la industria publicitaria y sus simpáticas producciones, para develar el proyecto político global que le subyace.
Queremos denunciar lisa y llanamente la falsedad del mensaje publicitario y mostrar la otra cara de las empresas y corporaciones.

Y cuando hablamos de la otra cara, queremos decir claramente lo que las empresas ocultan detrás de sus Brands, detrás de su mascarada publicitaria “cool”: las violaciones a los derechos humanos en países como el nuestro, donde las leyes son laxas, la corrupción empresarial y corporativa, el deterioro medioambiental y la devastación de los recursos naturales; la hipocresía y el sarcasmo cómplice de empresas, gobiernos y publicistas en las guerras y las miserias más atroces.
La verdadera toma de conciencia sobre estas problemáticas es imprescindible para poder empezar a lidiar con el problema.

En segundo lugar, creemos absolutamente necesario promover formas alternativas de consumo, responsables, menos virulentas, más beneficiosas para la comunidad. Devolver al individuo su poder como ciudadano, recordarle al consumidor que él tiene el poder de convertirse en el actor principal en la construcción de un mundo más justo y seguro. Un consumidor conciente que tengan en cuenta el cuidado de la ecología, de los recursos naturales, las condiciones de los trabajadores y a la pequeña y mediana empresa.

Pretendemos promover una postura activa, crítica y responsable hacia los productos que consumimos, facilitando las herramientas que ayuden al ciudadano a asumir su rol de consumidor político. Un consumidor que a través de sus actos cotidianos de consumo ejerza opciones políticas favoreciendo o desaprobando comportamientos empresariales que buscan la paz y la concordia o que fomentan la inseguridad y la guerra.

En tercer lugar, la estrategia de resistencia apuntaría a poder neutralizar no la competitividad y la función publicitaria en sí, sino el exceso y masividad de dichas actividades y su malestar concomitante.
Es preciso, sobre todo, que las mismas corporaciones y los publicistas tomen conciencia y se sensibilicen con estas problemáticas, y a la hora de hacer las cuentas, contemplen también – y sobre todo- el costo ecológico y el costo sintomatológico de sus anuncios. Los beneficios que deben perseguir no pueden ser sólo económicos.

Nuestra propuesta apunta a hacer que la publicidad vuelva a enfocarse en los productos de consumo y deje de ser un sistema de propaganda ideológica, hipnótica y alienante, dedicado a la construcción de estereotipos afectados y consumistas. Para esto creemos preciso restringir la producción publicitaria, y proponemos:

– Recortar el presupuesto anual que las corporaciones destinan a publicidad. De este modo es posible redistribuir el dinero de forma más equitativa, poniendo énfasis en el beneficio colectivo por sobre el corporativo;

– Legislar sobre los excesos de cantidad y calidad de la publicidad -de su efectividad-; de modo que no resulte invasiva, provocadora, contaminante ni irruptiva.

Creemos que de este modo comenzaremos a construir lo que será la “publicidad nueva” (la publicidad que necesariamente debe advenir). Una publicidad que deje de ser el motor principal de una cultura de consumo insostenible, para transformarse en la promotora de un consumo ético y responsable; una publicidad que deje de favorecer la concentración del poder en unas pocas manos, para transmitir un mensaje de respeto mutuo y equidad; una publicidad que deje de promover la desintegración de los ciudadanos al transformarlos en meros consumidores pasivos, de frívolos pensamientos, para pasar a ser una publicidad con valor comunicativo, relevante, que pondera el costo ecológico y sintomatológico de sus producciones. Así, el beneficio no será sólo económico, ni sólo para unos pocos.

Estos son nuestros objetivos. Hoy, nosotros, los que navegamos a contracorriente, somos cada vez más, y vamos por ellos.

Por: Julián Pellegrini – Proyecto Squatters

8 comentarios to “Los Objetivos de Squatters”

  1. INFORME PSICOACTIVO Says:

    Excelente Squatters!Pasen x Informe Psicoactivo,Salut!http://www.informepsicoactivo.com/http://es.youtube.com/user/INFORMEPSICOACTIVOhttp://www.fotolog.com/infopsicoactivo

  2. ElJovenWarren Says:

    Muy interesante la propuesta.Pero algo para tener en cuenta:El hecho de que estemos usando este canal de comunicación y educación se lo debemos a la globalización…En este caso, banda ancha, internet, google, youtube, etc.Me parece que el tema es “como” se implementa teniendo en cuenta la inclusión de la mayor cantidad de gente para no dejar a nadie afuera.Y por otro lado presionar para la famosa responsabilidad social de las empresas, que deje de ser un elemento de marketing y se transforme en una realidad.Si se puede usar la contrapublicidad para esto tanto mejor.saludos

  3. proyecto squatters Says:

    Gracias por los comentarios. Joven Warren, estamos de acuerdo; pero lamentablemente hay una imposibilidad fundamental: el sistema en el que vivimos, tal como está diseñado, no puede incluir a toda la gente, ni mucho menos, porque es un sistema lineal y está basando en la escasez de recursos. Para aprender más sobre el asunto te recomiendo este entretenido documental: “La historia de las cosas” – http://www.milinkito.com/1011/the-story-of-stuff-de-annie-leonard-subtitulado-en-espanol/ -¡Un saludo!

  4. Anonymous Says:

    todo el discurso es genial en la teoria, pero se cae a pedazos en el momento que abro tu heladera y veo que leche compras, que mayonesa compras y que gaseosa compras.

  5. ciberplastika Says:

    …bravo mr. anònimo, pareces creer que una critica arida y desconfiada es mucho mas legitima aunque resultaria mas creible para mi si no estuviera demasiado cargada de prepotencia y tan desprovista de compromiso, orgullosamente hinchado detras de "anonimo". Precisamente por vosotros, los anonimos critocones (que no creo q pueda llamar crìticos), descontentos pero indiferentes, inactivos pero numerosos facilitais las cosas a un sistema repodrido.Nadie puede decir que seais culpables pero yo si creo que sois responsables.Si no te gusta el mundo, cambialo, y si no quieres participar, cuando menos respeta a los que los que si se comprometen con discursos, en blogs, en la barra de un bar o en el patio de la escuela del barrio que ya bastante dificil es dar un pasito adelante y mantener el espiritu y las ganas de cambio, para ademas tener que lidiar con "anonimos" cuya idea de mejorar empieza por infravalorar (desde una silla detras de una cortina…) el trabajo de los que si confian en lo que hacen. (…. añado refunfuños y bufidos indignados…. mientras se me enfrian las venas , despues de hervir al leer tus palabrejas…)… y quitandome el sombrero ante los que aqui se lo estan currando, me las piro….volvere a recibir y aportar lo que se pueda… <><>

  6. proyecto squatters Says:

    ¿Qué más se puede decir?¡Gracias por el comentario, Ciberplastika!

  7. Nayla Marchese Says:

    Me parece copadísima su propuesta y la forma en la que la llevan a cabo. Las gráficas están geniales, son contundentes y claras.Ya le recomendé el blog a varios amigos.Saludos! y muchas gracias por poner su creatividad en función del bien común.

  8. tiojaime Says:

    La publicidad es hija del sistema que lo crea. Cambiar los objetivos de la publicidad implica que el sistema cambie primero. Y pensar que los dueños del sistema cambien es un tanto utópico. Los poderosos desearán conservar y aún incrementar su poder, y si algo les frena seguramente lo eliminarán. No deseando que esta situación persista, hago votos porque muchos tomen conciencia y actúen, empezando por manifestarse a través de este blog y otros similares. A ver si cuando menos marcan el casillero de "Me uno" aunque no escriban nada. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: